No corría mucho, pero sabía correr. No era el más rápido en ejecución, pero si el más efectivo a la hora de asistir a los delanteros. Carlos “El Pibe” Valderrama, un hechicero que hacía trucos con el balón.

Siempre con su rubia melena afro y su “10” en los dorsales, #Valderrama encabezó una generación de futbolistas que no sólo sentaron las bases que le dieron rumbo a la Selección Colombiana, sino que también marcaron época en la década de los 90.

Carlos Valderrama con la selección de Colombia Especial

El equipo Unión Magdalena, además de ser la escuadra que lo debutó, también indirectamente le regaló el mítico mote de #ElPibe. Cuando su padre, Carlos “Jaricho” Valderrama jugaba en ese club, el junior siempre acudía a los entrenamientos y alguna vez que faltó a ver la práctica, el entrenador argentino, Ruben Deibela, le preguntó a “Jaricho”, ‘Y el Pibe, ¿cómo anda?’, y a partir de ahí, la gente del club y ajenos, le comenzaron a llamar así.

Aunque no logró alcanzar la gloria con el #UniónMagdalena, a ritmo de salsa y cumbia mostró sus dotes de mariscal desde su debut en 1980, lo que generó que un año después hiciera su primera aparición en su selección nacional, misma que no trascendía desde su aparición en el Mundial de Chile 1962.

El romance de Valderrama con el equipo nacional tuvo un ligero quebranto, cuando en la clasificación para la Copa del Mundo de México 86, fueron eliminados por Paraguay en los partidos de repechaje. Sin embargo, lo mejor para los cafetaleros y para el Pibe estaría por venir.

Carlos Valderrama Especial

Luego de 4 años en el Unión Magdalena, un breve paso por el Club Millonarios en 1984 y tres años en el Deportivo Cali, Carlos fue traspasado en 1988 al #Montpellier de la liga francesa. Aunque aquellos años en el club europeo fueron muy difíciles por pugnas de los entrenadores, Valderrama obtuvo nivel de competencia internacional, algo que aplicó con #Colombia para regresarlos a un Mundial después de 28 años, tras jugar y ganar el repechaje contra la selección de Israel.

Y no sólo Colombia volvió a una justa mundialista, sino que además fue una de las sorpresas del torneo; el Pibe con su forma cadenciosa de controlar la media cancha y además marcar una anotación clave, vencieron 2-0 a Emiratos Árabes Unidos, aunque en el segundo cotejo perdieron por la mínima diferencia contra Yugoslavia.

El buen futbol y la entrega que desplegaban los cafetaleros, se vio reflejada en el partido final de la primera ronda contra Alemania, a la que dramáticamente le empataron a 1-1 en los últimos segundos del partido, tras un pase épico de Valderrama, que firmó Freddy Rincón logrando la algarabía, no sólo de los cafetaleros sino de todo el mundo.   

Con la igualada los colombianos alcanzaban la ronda de octavos de final, misma en la que caerían por 2-1 por la aún más sorprendente Camerún.  

A partir de ahí, el futbol mundial posó su mirada en Colombia y al Pibe Valderrama, quienes brillaron a la par.

Luego de un breve paso en 1991 con el Real Valladolid, donde lo que más se recuerda del Valderrama es un tiro de esquina donde Michel, jugador del Real Madrid le tocó los testículos, algo que en 2017 fuera utilizado para una campaña a favor del cáncer testicular, Carlos regresó en 1992 a su país para enrolarse en Independiente Medellín y un año después fichar para el Atlético Junior de Barranquilla, donde alcanzó en 1993 y 1995 los campeonatos que se le habían negado.

Con la selección pasaba igual y en las eliminatorias mundialistas para Estados Unidos 94, la escuadra cafetalera, comandada por Valderrama, alcanzó su nivel más alto tras calificar de manera directa y provocar una de las mayores tragedias en el futbol argentino; nunca antes la albiceleste había perdido por cuatro goles de local, pero Colombia rompió ese parámetro y le propinó una goleada por 5-0 en el Monumental de River.

Sin embargo, la expectativa generada, las divisiones internas y las presiones extra cancha, hicieron que Colombia fracasara en el Mundial estadounidense y tras sendas derrotas contra Rumania 3-1 y contra los locales por 2-1, sólo pudieron vencer a Suiza por 2-0, ya con el grupo definido y la eliminación concretada. 

Su tercer mundial lo jugó en Francia 98, donde la selección cafetalera nuevamente fue eliminada en la primera ronda.

 Ya en la parte final de su carrera, Valderrama con su estatus de estrella fue a dar respaldo a la MLS y con su siempre clara visión de campo y su toque de balón siempre exacto, el Pibe se cansó de dar pases para gol y desde 1996 hasta 2002, alcanzó la cifra de 114 asistencias, lo que hasta la fecha es un récord de la liga. En 2004 la Selección Colombia le hizo el partido que fue su despedida oficial del futbol profesional.

Carlos “El Pibe” Valderrama un genio de la distribución del balón en la media cancha; el 10 de cabello afro que revolucionó a ritmo de cumbia el futbol colombiano.

 

 

 

 

 

Ficha Técnica

Carlos Alberto Valderrama Palacio 02-septiembre-1961

Posición: Volante Altura: 1.77

Partidos: 770

Goles: 77

 

Palmarés

1990 – Campeón de Copa de Francia (Montpellier Herault SC)

1993 – CAMPEÓN – Torneo Colombiano (Junior)

1995 – CAMPEÓN – Torneo Colombiano (Junior)

1996 – MLS MVP (Tampa Bay Mutiny)

1987 – Futbolista Sudamericano del Año (Deportivo Cali)

1993 – Futbolista Sudamericano del Año (Junior)