¿Quién diría que la mejor contratación de Jorge Vergara (Don camerino) sería un técnico? pocos pensaban que aquel entrenador argentino escondía un hambre de éxito tan grande como sus dientes. Aún recuerdo cuando Matías Almeyda, “Mati pa´ los cuates“, fue anunciado por los medios como entrenador de unas Chivas que rozaban el descenso, un entrenador con poca experiencia, con la virtud de regresar a dos equipos “grandes” del descenso pero sin lograr consolidar su proyecto en primera. Eso decían los medios cuando “Mati” llego a Chivas y, ¿Saben que? tenían razón.

Almeyda llegó a Chivas en 2015 y hasta la fecha disputado 5 finales.
Almeyda llegó a Chivas en 2015 y hasta la fecha disputado 5 finales. Internet

Lo que los medios ignoraban es que Almeyda ignoró cada atenuante que el panorama futbolístico le lanzaba, tanto afuera como dentro de la cancha y con una intensidad poco vista en un entrenador del “rebaño” simplemente se puso a entrenar a un equipo de fútbol siendo, aparentemente, él mismo y mirando los retos como un equipo para luego convertirse en familia.

Hoy las Chivas levantaron una copa internacional después de 54 años, un copa que el América puso en el mapa, pero la levantaron frente al mejor de la zona, frente a una escuadra bien armada, con carácter y muy buen fútbol. Pues Toronto no improviso los partidos ni se confió de figuras recién traídas de “las europas” que les permitieran soñar con una final; No, Toronto simplemente se dedicó a trabajar en ser el mejor de su liga, luego de MLS y ¿Porqué no? de la Concacaf, torneo que hoy se les ha escapado ante unas Chivas con mucho amor propio y buen funcionamiento dentro del terreno de juego, aunque creo que la historia del rebaño hoy salió a dar la cara por un equipo que en su liga lleva siendo un desastre desde hace un año.

La afición respondió el casa del chiverio
La afición respondió el casa del chiverio Internet

En Guadalajara hoy están de fiesta aunque no les paguen pues el equipo más mexicano gano una copa más, ganó como equipo grande y gracias a jugadores que aman sus colores tanto como aman a su técnico. Si, al mismo técnico que nadie conocía pero que miraba el escudo rojiblanco igual que un juvenil recién contratado por el equipo de sus amores.

PD: No se embriaguen de tanta copa “chiva hermanos” pues ligas tienen una en los últimos diez años y los de Coapa tienen siete copas de las que ustedes a penas hoy consiguieron la segunda.